Disfunción Eréctil

La disfunción eréctil (DE) se define como la incapacidad para alcanzar y mantener una erección suficiente para una relación sexual mutuamente satisfactoria.

Es un trastorno médico muy prevalente (afecta a más de 152 millones de varones en todo el mundo) e impacta negativamente sobre el bienestar emocional y la calidad de vida relacionada con la salud. Su incidencia aumenta con la edad, afectando a más del 50% de los hombres mayores de 70 años.

La DE puede ser de origen psicológico, endocrinológico, neurológico o vascular. Estas causas no son mutuamente excluyentes y existen múltiples factores que pueden contribuir a la DE en un mismo paciente. Aunque la edad es una causa frecuente de DE, varios problemas médicos, como el síndrome metabólico, la diabetes, la hipertensión, la obesidad, el tabaquismo y la deficiencia androgénica, constituyen factores de riesgo importantes.

El tratamiento de la DE se decide en base a la etiología de la enfermedad, teniendo en cuanta las necesidades y preferencias, tanto del paciente como de la pareja. Las opciones terapéuticas