Inducción del parto a término

 

Es posible que el embarazo haya cumplido o superado la semana 38 pero el trabajo de parto no suceda naturalmente y el médico decida que es momento del nacimiento ya que prolongar la gestación podría poner en riesgo la salud del bebé o la mamá.

El trabajo de parto se induce estimulando la maduración cervical, permitiendo el paso del bebé a través del canal de parto esto elimina la necesidad de una cesárea, que podría conllevar otro tipo de riesgos.

Esta inducción puede llevarse a cabo de manera segura, simple y eficaz a través de un tratamiento farmacológico especialmente diseñado para proteger la salud de la madre y el bebé.

 

Prospectos